Blog de genmunguia

CRÓNICA


Estaba sintiéndome muy triste cuando el maestro estaba dando las indicaciones, así que pensé que me gustaría ir a un lugar a echar la tristeza a gusto, en donde no pasaran muchas personas fui hacia donde está la puerta de atrás de la facultad de música, iba volteando hacia atrás mientras caminaba para ver si no venía alguno de mis compañeros como al mismo lugar, empecé a escoger en donde sentarme y decidí sentarme en frente de la reja en una banqueta en donde la luz del sol venía horizontalmente pasando por en medio de las hojas de los árboles que están en la facultad,  estiré las piernas  y me saqué los tenis porque no traigo calcetas y me sudan un poquito los pies, había un carro gris estacionado al lado mío y el conductor estaba adentro cantando no se qué pero se escuchaban como unas rancheras. 

Me quité mis gafas para ver mejor el color de las cosas, me estaba sintiendo mejor en el lugar que estaba porque la luz era muy muy bonita y amarilla, decidí sacar un cigarro para fumar y me acordé que no traía encendedor, me dio flojera ir a buscar a alguien que me prestara uno así que me resigné y lo guarde otra vez, seguía pensando que estaba triste y ahora más porque no pude fumar hasta que llamó mi atención una hormiga que llevaba cargando una hojota de árbol sobre su cuerpo, así que me medio acosté en la banqueta para ver más de cerca, la hormiga iba muy en su pedo aunque tropezándose mucho pero como que no le importaba nada, había otras que llevaban cosas mas pequeñas y unas 4 que pareciera que querían ayudarle o a cortar la hoja o a ayudarla pero cada vez que se le acercaban le metía velocidad a sus pasos,me dispuse a seguirla y me fui recorriendo en la banqueta cada que avanzaba, cabe mencionar que para este momento yo ya estaba poniendo mucha atención en esa escena como si fuera una película porque además tenía de fondo una musiquita como de trompeta que venia desde la escuela y que además parecía como una canción de esas de entrada del rey al castillo en la edad media, combinaba demasiado bien con lo que estaba viendo, había unas cortando el tallo de una planta como si fueran sierras eléctricas y me di cuenta que habían sido también las hormigas las que habían cortado unaplanta de tabaco que tengo en mi casa, porque la habían dejado igualita que la que estaba viendo en ese momento, y me puse a pensar en que repelente puedo usar para que no me maten a mis demás plantas, de repente hubo algo que me llamó muchísimo mas la atención y parecía que la música estaba muy bien coordinada para emocionarme más también, había una lagartija muy chiquita aplastada de su cabeza y las hormigas se la estaban comiendo como si fuera una película de zombies, se llevaban pedazos de su carnita y había como un liquido en el que varias hormigas estaban quedando pegadas, había otras que creo yo, estaban muriendo de indigestión y algunas que estaban al rededor recogían a las muertas, y las llevaban en sus “espaldas” en la misma fila en la que llevaban el alimento y las hojas, me pregunté mucho para qué se llevan a las muertas? será para sepultarlas y hacerles velorio? para comérselas? para construir? quien sabe,

De repente me di cuenta que ya llevaba un buen rato viendo a las hormigas y pensé que ya habían pasado los 10 minutos que nos dieron para observar un lugar y que no había observado nada mas que la historia de las hormigas zombies y la hormiga del récord guiness de levantamiento de hoja, ya que pensaba en contar a la gente que pasaba, cuantos coches había al rededor, para escribir algo así mas tarde en el salón y esas cosas y al final hice otra cosa, pero bueno, pedí la hora a un tipo que pasó que vi que llevaba un reloj amarillo, me dijo que eran las 5 en punto, me puse mis zapatos, estaba fríos porque ya les había dado el airecito y me dispuse a entrar a la escuela otra vez, llegué justo cuando iba entrando chido con pablo y gaby, y me dijo “nos ganaste”, subimos al salón y seguía pensando en que harán con esos cadaveres de hormiga, chale, después no me acuerdo bien que pasó pero me tocó explicarle a edgar que haríamos para el ejercicio ya que todavía no llegaba, ya no me siento triste ahora, parte de mi molestia eran mis pies sin calcetas pero cuando salí y me quite los tenis me di cuenta que lo necesitaba mucho.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: